Relato folclórico del mito o leyenda la Patetarro y la Mancarita


LA PATETARRO


En nuestra Antioquia es el mito quizás más socorrido, sobre todo en las regiones mineras, como el Nus, Nechí, bajo Cauca y en sus pueblos ribereños como Remedios, Segovia, Zaragosa, el Bagre y Caucasia.


Puede ser como una versión adaptada de la Patasola, pues esta última, en casi todas las versiones, sólo posee una sola pata, extremidad deforme y muy aumentada, aunque no tiene la circunstancia de carecer de la otra por corte o traumatismo, sino por deformación natural
La patetarro en cambio, se coloca un muñón de la extremidad que le falta, un tarro de guadua "Pedazo de guadua comprendido entre dos nudos del cañuto".
Suele ser representada en una horrible criatura, de rostro entre feminoide y bestial, cubierta con hojarascas, de desordenada cabellera, puntiagudos colmillos y deformes uñas.
Tiene el hábito de bajar de la montañas a los poblados de las zonas mineras a altas horas de la noche, para espantar con sus descompasados gritos y carcajadas, a los mineros a quienes sorprende por las desiertas calles de sus poblados, o de improviso en sus humildes habitaciones, o en los socavones de las minas.
Los mineros creen que ella es la guardiana del oro que hay en el interior de la tierra y por eso vive enojada con ellos.


LA MANCARITA

Según la descripción que en nuestra infancia oimos a los campesinos de nuestras veredas, la Mancarita es una especie de mujer salvaje de cabello largo y dsgreñada, de una sola mano en la mitad del pecho, el cuerpo peludo como el de los animales salvajes y los pies vueltos hacia atrás "chapines".
Habita en las selvas; por las noches se le oye gritar en tono lúgubre y prolongado. A veces se acerca a las viviendas de los humanos.
Otros afirman que es tímida y huye apenas percibe algún ruido de gente o perros. Otros dicen que se roba a los niños y aún a los hombres.
También dicen que es un salvaje que imita la voz del hombre, los gritos de la mujer, y el llanto de los niños para engañar y atraer a la gente y llevársela donde nadie pueda saberlo, por que regularmente anda de noche y en la espesura de los bosques.
Es la fusión de dos palabras: Manca y Rita, que según una versión, una mujer manca llamada Rita, que llegó a una vereda y se dió a chismear y a enredar vidas, por lo que fue abandonada por los campesinos.
La Manca Rita, quedó converitda en la Mancarita. no teniendo en donde recogerse ni con quien tratar, se dió a vagar sola por los montes como un salvaje; creciéndole el cabello y las uñas de un modo extraordinario, comía raíces y frutas silvestres y huía velozmente a la vista de la gente.
Tan solo de lejos se percibían sus alaridos, extraños a mezcla de llanto de mujer y aullido de perro en pena.


Sígueme o Comparte con tus amistades en





A reir en serio de a quí para abajo

Se vende este lote apto para finca de veraneo.
San Vicente- Antioquia
Informes aquí



Adivinanzas de doble sentido

El culo quiere ser jefe

Sacando mujeres desnudas del agua

Chistes verdes y picantes

Avisos, letreros de tiendas y orinales

Poema al pedo -"Gases intestinales"

El susto de mi primera vez

Así se vería un hombre embarazado

Las diferencias sociales entre ricos y pobres

Qué es peor? ---- Trabajar o estar en la cárcel

Es mejor comer chocolate que hacer el amor

Garrote para hombres machistas

Poemas groseros y atrevidos

Poema escatológico a la caca

El pene es el candidato ideal

Aunque no lo quiereras te llevaré a la cama

Donaré todos mis órganos, menos la boca y el culo

Es mejor compañía al perro que a la mujer

Perfil del culebreo o yerbatero paisa

Ventajas de ser hombre soltero

Contacto carlosemilioalvarez@gmail.com