-----------------



MARIA LA LARGA - SOR PÁLIDA
Mitos y leyendas de Colombia
y toda la región andina.







María la larga es un mito femenino que se conoce en toda Colombia, haciendo mayor énfasis en las regiones de Antioquia, el Viejo Caldas y otros pueblos del eje cafetero, generalmente en las zonas urbanas de los pueblos pequeños.
En mi juventud pasé mis años de bachillerato en el municipio de Abejorral, y fueron muchas las noches de trasnocho que pase al pie de una ventana esperando ver por las rendijas ver pasar a María la Larga, nunca la pude ver, pero los comentarios de otras personas decían que después de la media noche se sentía un viento helado y luego pasaba el cuerpo de una mejer tan alto que solo se veía de la cintura para abajo.
Dicen las leyendas de de nuestros viejos, que se trata de una deidad femenina que aparece en las horas de la madrugada, con pies muy altos y brazos descomunales; con el andar en balanceo como el viento, que atrae a los nocherniegos con insinuaciones femeninas; la han visto de noche como una bellísima mujer con miradas insinuantes y sensuales que atrae a los borrachitos perniciosos y cuando éstos la persiguen María la larga acelera el paso y así con gran premura sigue el camino hacia el cementerio del pueblo. Cuando el galán se acerca mucho y está isto para abrazarla, María se alarga y se alarga hasta el infinito, infundiendo gran espanto.
El mito de María la larga es contado por las gentes de los pueblos, de acuerdo con sus lugares, calles, casas y ubicación del templo y del cementerio; y en la misma forma, con el anecdotario propio de nuestros pueblos que hacen de los mitos una tradición que se transmite de generación en generación.




Otras versiones de los pueblerinos la describen como una vieja setentona, vestida de negro y con una mantilla verde, que camina con paso menudo y rápido. La consideran como un fantasma de sacristías, sótanos y callejuelas. Las gentes creen que su visita es presagio de muerte; y cuando en una casa ven a la viudita es señal de que algo grave va a pasar.

Según las creencias de otras personas, esta Viuda tenía el papel de conducir a los borrachos que encuentra en sus paseos nocturnos hasta el cementerio de la localidad y dejarlos allí muertos de miedo; en otros casos se contenta con asustarlos. Para otros, era una mujer muy bien emperifollada, que hacía mucho ruido con las enaguas. Cuando se ve de cerca a la Viudita, la cara es una calavera que arroja fuego por las órbitas huecas y la boca desdentada. La Viudita como María la larga es un mito pueblerino que tiene un anecdotario propio de acuerdo con las regiones y las tradiciones de los pueblos.






Poemas y mensajes para la madre


Poemas y mensajes para el padre


Poemas y mensajes para el maestro


Poemas y mensajes de amor y amistad


Fotos de mitos y leyendas


Platos típicos de Colombia


Poemas y menajes para la mujer


Enfermedades y las plantas medicinales


Fotos de paisajes urbanos y naturales de Colombia


Fotos y paisajes de Medellín Colombia


Comportamiento folclórico de los antioqueños


Modismos y Jergas de de Antioquia y Colombia


Como identificar los paisas de Colombia


Adivinanzas y retahilas para niños y adultos


Piropos para galantear a las mujeres


Piropos para galantear a los hombres


Chistes verdes y picantes


Ventajas de ser hombre soltero


--------------- Adivinanzas de doble sentido


El susto de mi primera vez


Así se vería un hombre embarazado


Las diferencias sociales entre ricos y pobres


Qué es peor? - Trabajar o estar en la cárcel


El culo quiere ser jefe


Sacando mujeres desnudas del agua


Chistes verdes y picantes


Avisos, letreros de tiendas y orinales


Poema al pedo -"Gases intestinales"


Es mejor comer chocolate que hacer el amor


Garrote para hombres machistas


Poemas groseros y atrevidos


Poema escatológico a la caca


El pene es el candidato ideal


Aunque no lo quiereras te llevaré a la cama


Donaré todos mis órganos, menos la boca y el culo


Es mejor compañía el perro que a la mujer


Perfil del culebrero o yerbatero paisa



Contacto carlosemilioalvarez@gmail.com