REFLEXIONES PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS.







¿QUÉ ES EL AMOR?

En una de las salas de un colegio había varios niños.
Uno de ellos preguntó:
__Maestra …Qué es el amor?
La maestra sintió que la criatura merecía
una respuesta que estuviese a la altura de la
pregunta inteligente que había formulado.
Como ya estaban en horas de recreo, pidió a sus
alumnos que dieran una vuelta por el patio
de la escuela y trajesen lo que más despertasen
en ellos el sentimiento del amor.
Los chicos salieron apresurados y cuando volvieron,
la maestra les dijo:
__Quiero que cada uno muestre lo que trajo consigo.
El primer alumno respondió:
__Yo traje esta flor, ¿ No es linda?.
Cuando llegó su turno, el segundo alumno dijo:
__Yo traje esta mariposa: Vea el colorido de sus alas;
la voy a colocar en mi colección.
El tercer alumno completó:
__ Yo traje este pichón de pajarito que se cayó
del nido: ¿No es gracioso?

Y así los chicos, uno a uno, fueron colocando
lo que habían recogido en el patio.
Terminada la exposición, la maestra notó que una
de las niñas no había traído nada y que había
permanecido quieta durante todo el tiempo.
Se sentía avergonzada porque una había traído nada.
La maestra se dirigió a ella y le preguntó:
__Muy bien: ¿Y tú? ¿ No haz encontrado nada?
La criatura , tímidamente, respondió:
__Disculpe, maestra. Vi la flor y sentí un perfume;
pensé en arrancarla pero preferí dejarla
para que exhalase su aroma por más tiempo.
Vi también la mariposa, suave, colorida, pero parecía
tan feliz que no tuve el coraje de aprisionarla.
Vi también el pichoncito caído entre las hojas ,
pero al subir al árbol , noté la mirada triste de su
madre y preferí devolverlo al nido.
Por lo tanto, maestra, traigo conmigo el perfume
de la flor, la sensación de libertad de la
mariposa y la gratitud que observé de los ojos
de la madre del pajarito.
¿ Cómo puedo mostrar lo que traje?

Sabes, el amor no es: Tomar, arrancar, capturar,
forzar, ganar o perder.
Amar es llevar en el alma, es recordar, es disfrutar,
amar es ser libre y dejar ser libre.

La maestra agradeció a la alumna y le dio
la nota máxima, considerando que había sido
la única que logró percibir que solo
podemos traer el amor en el corazón.



UNA MIRADA DIFERENTE

Un padre de familia acaudalada llevó a su pequeño hijo
a un viaje por el campo con el firme propósito
de que viera cuan pobres eran las gentes del campo.
Estuvieron por espacio de un día y una noche en una
granja de una familia campesina muy humilde.
Al concluir el viaje y de regreso a casa, el padre
le pregunta a su hijo:
__¿ cómo te pareció el viaje?.
__Muy bonito papá.
__¿Viste que tan pobre puede ser esa gente?
__¡sí!
__Y qué aprendiste ?
__Vi que nosotros tenemos un perro en casa,
ellos tienen cuatro.
Nosotros tenemos una piscina que llega a una
pared a la mitad del jardín, ellos tienen un
riachuelo que no tiene fin.
Nosotros tenemos unas lámparas importadas en
el patio, ellos tienen la luna y las estrellas.
Nuestro patio llega hasta la pared de la casa del
vecino, ellos tienen un horizonte de patio.
Ellos tienen tiempo para conversar y para estar
en familia, mientras tú y mamá tiene que trabajar
todo el tiempo y por eso casi no los veo.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo...
Y su hijo agregó:
__Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podemos
llegar a ser.



EL MAL CARÁCTER -


Esta es la historia de un muchachito que tenía
muy mal carácter.

Su padre le dió una bolsa de clavos y le dijo
que cada vez que perdiera la paciencia,
debería clavar un clavo detrás de la puerta.

El primer día, el muchacho clavó 37 clavos detrás
de la puerta.

Las semanas que siguieron, a medida que el aprendía
a controlar su genio, clavaba cada vez
menos clavos detrás de la puerta.

Descubrió que era más fácil controlar su genio
que clavar clavos detrás de la puerta.

Llegó el día en que pudo controlar su carácter
durante todo el tiempo.

Después de informar a su padre, este le sugiró
que retirara un clavo cada día para que lograr
controlar su carácter.

Los días pasaron y el jóven pudo anunciar
a su padre que no quedaban más clavos para retirar
de la puerta.

la puerta y le dijo:

__Haz trabajado duro, hijo mío, pero mira todos
esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma.
Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas
cicatrices exactamente como las que aquí ves.

Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho,
pero del modo como se lo digas lo devastará, y
la cicatriz perdurarán para siempre.



SUPONGAMOS


Suponagmos que las ranas fueran tan grandes
como los niños... Y los niños tan grandes
como las ranas.
Supongamos que las ranas se vestían...
Y los niños no.
Supongmos que las ranas hablan...
Y los niños dice ¡cro;..Cro!
Supongamos que las ranas al igual que los
niños tenían familia.
Supongamos que las ranas iban a la escuela...
Mientras los niños brincaban entre los posos,
las lagunas y los charcos.
Supongamos que un día en la escuela la maestra
les pedia a sus alumnos... ___Para mañana
de tarea cada uno de ustedes
deberá traer un niño entre un frasco.
Entonces, supongamos, que las ranas obedeciendo
a la profesora fueron a cazar niños en los charcos.
Supongamos que los papás y mamás de los niños
muy preocupados por no encontrar a sus hijos
comenzaron a buscarlos desesperamente gritando
¡cro..Cro...Cro!
Y supongamos que el día siguiente en la escuela
los niños preguntaron a la maestra.
___Profe. ¿Qué vamos a hacer con estos niños...?
Y la profe respondiera...
___Vamos abrirlos vivos para que ustedes aprendan
como funciona el organismo de los seres vivientes.
Supongamos que ponen el primer niño dentro de una
campana de vidrio con un algodón empapado en éter
para anestesiarlo
Que una vez anestesiado, pero vivo, lo colocan
de espaldas sobre una tabla, luego con un bisturí
cortan desde el cuello hasta el bajo vientre,
pero sin dañar órganos vitales, para luego
abrirlo y con alfires fijar por el borde la piel
sobre la tabla.
¡No supongamos más!...Este episodio se vive en los
laboratorios de investigación donde la ciencia
busca los secretos de la vida, pero con ranas
de verdad.
En mi adolecencia asistí a esta macabra experiencia,
para una clase de anatomía
Aún muchos años después siento las misma impresión,
que sentí aquel día...
¡No quisiera recordarlo!...Veía en aquel pequeño
animal mi cuerpo abierto desangrando por la
piel cersenada...
¡Como se inflaban los pulmones!...Tratando de llevar
oxígeno a esa sangre que el pequeño corazón
bombiaba sin fuerza, para escapar por la parte
destazada.
¡Que angustia cuando el alma tiene sentimientos!...
Sentí ganas de vomitar...Mis piernas se doblaron
y perdiendo el conocimiento, como un plomo
caí al suelo.



UNA PIERNA DEFORME


Un niño pequeño entró en una tienda de mascotas
con tres monedas en la mano para comprar un
cachorro de esos que se anunciaban en venta en el
escaparate de la tienda.
Lo recibió el tendero:
--Buenos días. ¿Qué se te ofrece?.
El niño le dijo:
--En el escaparate hay un letrero anunciando
que venden cachorros y yo quiero comprar uno.
--¿Cuánto cuestan?.
--Mira, cuestan quinientos pesos.
--¡Uy! Traigo sólo esto, y le enseñó las tres monedas.
"¿Puedo verlos?, le preguntó el niño.
--Claro que sí", contestó el tendero con una sonrisa.
Entró a verlos y se encontró con una perrita
con cinco cachorros.
El último cachorro cojeaba.
--¿Qué le pasa a ese cachorro?", preguntó el niño.
--Nació con un defecto en las patas traseras.
Ese perrito no puede correr, ni saltar.
--Ese es el que quiero, dijo el niño entusiasmado.
--No querrás ese, si no podría correr contigo.
Llévate mejor este otro que está muy bien, dijo el tendero.
--No, yo quiero ese.
--¿Por qué?, preguntó el tendero.
El niño se levantó el pantalón y le mostró su pierna
derecha que estaba deforme y maltrecha, y le dijo:
Yo tampoco puedo correr bien, ni saltar, y ese perrito
necesita alguien que le comprenda.
El tendero
se quedó conmovido y enseguida le dijo:
--Bueno, pues entonces te lo vendo por las tres
monedas que traes.
--No, de ninguna manera. El hecho de haber nacido
así no lo hace menos valioso. Yo le pagaré
el mismo precio que pide por los demás, hasta el último centavo.
El tendero, aún más
conmovido, le dijo:
--Ojalá los demás cachorritos tengan un dueño
como tú, que los quiera y los comprenda así.
Todos merecemos tener alguien que nos comprenda
y nos quiera así como somos.


CUÁNTO VALE UNA HORA DE TU TIEMPO


___¿Papi cuánto ganas por hora ?

Con voz tímida y ojos de admiración un pequeño
recibía a su padre al término de una
jornada de trabajo.

Su padre dirigió una gesto al niño y repuso.

___Mira hijo, esos informes ni tu madre los conoce.
No me molestes que estoy cansado.

___Pero papi, Insistió...Dime por favor...
Cuánto ganas por hora ?

La reacción del padre fue menos severa,
pero solo contestó:

___$10 pesos la hora

__¡Papi!...Me prestas $ 5 pesos ?.
Preguntó el pequeño.

El padre montó en cólera y tratando
con brusquedad al pequeño le dijo.

__Así que esta es la razón de saber
cuanto me gano ? .....Vete a dormir y no molestes
muchacho aprovechado.

Había caído la noche. El padre, Había meditado
lo sucedido y se sentía culpable.
Talvés su hijo quería comprar algo. En fin,
queriendo descargar su cargo de conciencia,
se asomó al cuarto de sus hijo.

__¿Duermes hijo ?...preguntó el padre.

__dime papi, contestó entre sus sueños.

__Aquí tienes el dinero que me pediste,
respondió el padre.

__Gracias papi, contestó el pequeño, y metiendo
la manito debajo de la almohada, sacó otros billetes.

___¡Ahora ya completé.... Tengo $ 10 pesos!

Me podrías vender una hora de tu tiempo papito?

.......Preguntó el niño......








Ver más cosas de Antioquia y Colombia